Sign up for our Newsletter for lots of free content and information about our events…

* indicates required
Close
Espiritualidad Integral Evolutiva, Comunidad y Sostenibilidad
¿Qué es una mujer evolucionaria iluminada?

Una mujer evolucionaria iluminada es una  mujer que está más interesada en evolucionar que en cualquier otra cosa. Ella desea  ver lo que necesita ver sobre sí misma y sus condicionamientos y más importante aún, está dispuesta a trascender estos condicionamientos que la alejan de ser una expresión completa de quien realmente es. De cierta manera una mujer evolucionaria iluminada no es diferente a cualquier otra mujer que ha seguido un deseo espiritual profundo por ser una expresión de amor absoluto. Pero, hay una diferencia en esa evolución como verdad que solo ha sido entendida y reconocida recientemente.

¿Entonces por qué una perspectiva evolucionaria hace la diferencia? La respuesta es simple y lo cambia todo. Si vemos la evolución como el contexto de nuestra existencia, ya no nos veremos a nosotros mismos como entidades fuera del proceso de evolución. Sabemos que para que la evolución de la consciencia y la cultura ocurran, debe ocurrir a través de mí mismo, a través de ti, a través de todos. Y se hace aún más grande en cuanto nos damos cuenta que el propósito de estar en estos cuerpos, en este planeta ahora mismo, es la vanguardia de la evolución misma. Después de miles de años, nosotras como mujeres, al igual que todos los seres humanos, nos estamos concientizando de que somos consciencia y que estamos acá para crear un futuro más íntegro junto a todos. No somos un pequeño grupo de seres separados si no que somos el futuro mismo desplegándose en la medida en la que caminamos.

Para que una mujer abrace nuestro propósito de estar aquí y evolucionar más allá de nuestro sentido de separación del ser, debemos también vivir nuestras vidas desde un contexto de iluminación.  Un contexto de iluminación es aquel en el que nuestro verdadero Yo ya se encuentra libre y nunca ha sido atado a nada. Nunca hemos sido heridas o traumatizadas por nada de lo que ha sucedido en el tiempo. Nuestra identidad primaria es un espíritu que va más allá del tiempo y el espacio, es desde ahí donde acogemos todo lo que nos ha sucedido en este proceso corto que con nuestra mente humana logramos recordar. Es únicamente en este contexto en el cual encontraremos el coraje y la fuerza de carácter para ver lo que necesitamos ver y actuar desde un nuevo entendimiento que emerge.

Para ser una mujer evolucionaria iluminada y una expresión verdadera de Amor más allá de las limitaciones, separación y manipulación, debemos aceptar ambas, la perspectiva de iluminación y la perspectiva evolucionaria como dos aspectos de la Consciencia única que somos todos. Esto significa esencialmente que todo el condicionamiento que la mujer necesita trascender para poder evolucionar debe ser visto desde la perspectiva de, primero y más importante, esta mujer ya es su esencia espiritual natural, más allá de estos condicionamientos.  Su identificación primaria es con un espíritu que ya es libre y eterno, mientras que, simultáneamente ella entiende que ese es su propósito en la creación, y encarnación como una mujer, para trascender el condicionamiento que ha sido acumulado en el tiempo, el condicionamiento que está reteniéndola a ella y su proceso evolucionario.

La unificación de estas dos perspectivas cambia, y nos da un mayor propósito de SER en este planeta. Estamos aquí para evolucionar la consciencia y a nosotros mismos. No podemos mirar los retos en nuestras vidas como algo que debemos evitar, si no como algo que debemos enfrentar, no como algo negativo si no positivo hacia un nuevo futuro.

 ¿Entonces qué significa esto para la mujer a un nivel más práctico? De cierta manera significa lo mismo que significaría para los hombres pero como sabemos, los hombres y las mujeres tienen diferentes condicionamientos que trascender para poder participar en el próximo salto evolucionario.

¿Cómo hacemos esto?

Primero debemos empezar por aceptarnos a nosotras mismas como algo mucho más grande que nuestras pequeñas, separadas ideas que tenemos. Debemos empezar por aceptarnos a nosotras mismas como vehículos de consciencia para la evolución.   Debemos vernos como los participantes necesitados para crear un mejor futuro.

Debemos entender porque hacemos lo que hacemos y porque creemos lo que creemos. Necesitamos aprender a cuestionar profundamente las experiencias, mas allá de la superficie en la que fluctúan nuestras experiencias emocionales. Necesitamos investigar nuestra historia y entender como el despliegue evolucionario ha creado las condiciones bajo las cuales operamos hoy en día. Necesitamos aprender y entender que nuestro nivel de consciencia ha evolucionado atreves del tiempo y  que mucho de  nuestros condicionamientos femeninos fueron creados por razones especificas las cuales ya no son valiosas en nuestros procesos hoy en día.

Como una sola Consciencia TODA la historia es nuestra historia. Otra cosa interesante que debemos considerar es, si la reencarnación es real, entonces no somos víctimas de los hombres pues ¡cabe la posibilidad de que hayamos sido hombres en vidas anteriores! Los retos a los que nos vemos enfrentadas como mujeres hoy en día han sido co-creados por hombres y mujeres; somos tan  co-creadores del “ahora”  como lo somos del futuro.

Una mujer iluminada evolucionaria se entrega a la fuerza que está en ella: esa fuerza es el Amor.  Es desde este Amor que ella encuentra el coraje y la fuerza para ver la “foto/perspectiva completa” y su papel en esta.  Es también desde este Amor que ella acepta la verdad de la unidad sobre la mentira de la separación y limitación. Ella debe enfrentar ese lugar en ella misma donde aún se encuentra aferrada a la separación y victimización. Ella debe estar dispuesta a soltar cualquier identidad que impone esta posición en ella misma y los demás.

Nadie puede detenernos si estamos comprometidas con nosotras mismas a ser mujeres libres. ¿Pero qué significa ser una mujer libre? ¿Qué significa libertad realmente? ¿es libertad hacer lo que quiera, cuando quiera y como quiera, o es algo más grande que eso?

La mayoría de nosotros queremos ser libres de sufrimiento, lo cual es completamente entendible. Pero ¿Qué es libertad realmente? Podemos experimentar algún tipo de alivio y algo parecido al sentido de libertad pero si somos sinceros pronto encontramos que nuestro sufrimiento está completamente interconectado al sufrimiento de otros, así que nuestra libertad esta completamente interconectada con la libertad de otros. Empezamos a ver que para nosotras ser mujeres libres, debemos dejar todas aquellas ideas limitantes que tenemos sobre nosotras mismas y también debemos dejar esas ideas que tenemos sobre otros. Cuando nos liberamos a nosotros mismos, liberamos a los demás. Mientras soltamos nuestras limitaciones y separaciones empezamos a sentir la verdad de la UNIDAD, la unidad no como una idea si no como una experiencia propia.

Somos las mujeres más afortunadas en la historia.  Para aquellas que están despiertas antes su ser más profundo, y quienes entienden todo lo que he dicho en este artículo, tenemos la capacidad de evolucionar más allá de cualquier cosa que hemos imaginado.  No somos dependientes de nadie para nuestra evolución y aun así necesitamos reunirnos para evolucionar a un nivel más alto. Necesitamos amarnos a nosotras mismas y a nuestras hermanas (y hermanos) tanto como nos amamos a nosotros mismos. Necesitamos interesarnos más en apoyar el lado más positivo de cada uno, más que aquel que se aferra a ser amados o valorados por otros.

Este camino no es precisamente el más fácil de caminar y demanda todo de aquel que decida caminarlo (mujer u hombre). Como mujeres debemos querer ponernos de pie y destacarnos. Debemos querer ser líderes de una nueva cultura. Todas las mujeres estamos condicionadas y todas tenemos oportunidades de evolucionar cada día.  ¿Tenemos, como mujeres, el coraje de aceptar nuestras cualidades para nutrir y no usarlas para manipular a otros y sentirnos seguras?  ¿Tenemos el coraje de soltar el control para poder aprender y responder de una manera que sea necesaria y no de manera en donde nuestro ego femenino se hace cargo de la situación? ¿Tenemos el coraje de soltar nuestra posición de victimas que hemos co-creado con los hombres? En definitiva, ¿Amamos lo suficiente como para ser el Amor mismo?

Entonces, ¿cómo se ve ser una mujer evolucionaria iluminada? Yo creo que ella expresaría una profunda tranquilidad de ser, una pasión sin ego, un profundo cuidado mayor a ella misma, coraje, valentía, suavidad y fuerza. Estas no son características que ella puede recordar; estas emergerán cuando ella se entregue a la completamente relajada, apasionada, valiente, suave, fuerte mujer que YA ES, que ya eres. Estas características solo pueden salir a flote cuando soltemos las ideas que tenemos de lo que debemos ser, libertad significa ser libre de todas las identificaciones e ideas. 

Una mujer evolucionaria iluminada no es una identidad a la cual nos aferramos o tratamos de manifestar; es algo en lo que uno se convierte cuando realmente estamos haciendo el esfuerzo por SER realmente LIBRES.

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

 
 
Sobre el proyecto

El Proyecto Vida Despierta Colombia es la primera rama internacional del Awakened Life Project. Nuestra sede principal en Colombia es Madre Kumbra – EcoAldea/PermAshram, situada en Manizales, pero también contamos con grupos de meditación y Vida Despierta en Bogotá y Medellín.

Contactos

Colombia:
Madre Kumbra
EcoAldea/PermAshram
info@proyectovidadespierta.org​
Facebook Page
Youtube Channel

Portugal:
Quinta da Mizarela
3305-031 Benfeita
Portugal

 

Suscríbete a nuestro boletín